Columna semanal

COLUMNA SEMANAL CON NOMBRE RIDÍCULO ----- Actualizamos todos los viernes después del almuerzo si estaba bueno sino no

viernes, 24 de junio de 2011

Larga vida al Rey

El mundo se encargará de mantener vivo a quién lo merezca.

En 1968, Joseph Jackson llevó a sus cuatro hijos a un estudio discográfico para asaltarlo. Mientras se robaban los discos, los niños cantaban una canción de N'Sync, entonces el dueño del estudio les dijo que estaban contratados y que dejen de golpearlo. Así nacieron los Jackson 4. Y mientras grababan su primera canción, el productor los miró y dijo que faltaba algo. Entonces construyeron un robot y le pusieron Michael. Y fue todo un éxito. Pero como el mantenimiento de Michael era sumamente caro, decidieron despedir a todos los humanos. Y un día que tenían que grabar un video llegó Michael y se le estaba cayendo la cara. "ZOMBIES" dijo el productor, y grabaron Thriller. Y fue el álbum más vendido de la historia de la música. Entonces el productor dijo "hay un problema más". Entonces lo hicieron blanco. Y Michael se convirtió en el robot musical más exitoso e importante que jamás haya visto el hombre.

Lamentablemente, Michael no era un robot. Recuerdo bien el día en que murió (mañana se cumplen dos años), y recuerdo también que nadie podía entender cómo era posible que me afecte tanto. Tal vez en ese momento nadie se daba cuenta de que acabábamos de perder al ícono popular más importante de nuestra historia, y que todo ese tiempo había estado ahí, viviendo entre nosotros. Un ícono viviente que cambió para siempre la historia de la música, el baile moderno, la moda y la cultura popular.

Pero como los robots, Michael no morirá jamás. Vive en los más de 750 millones de discos repartidos por el mundo entero, en sus espectaculares videos musicales que cambiaron la historia de la tele y en el corazón de los miles de fanáticos que soñamos con empezar un Thriller espontáneo masivo en el supermercado. El Rey no ha muerto, porque el mundo se encarga de mantener vivo a quién lo merece. Y nadie lo merece más que Michael Jackson. Gracias Michael! Saludos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario