Columna semanal

COLUMNA SEMANAL CON NOMBRE RIDÍCULO ----- Actualizamos todos los viernes después del almuerzo si estaba bueno sino no

viernes, 25 de marzo de 2011

Facebook: Reglas de convivencia, parte uno

Bueno si vamos a vivir todos aquí adentro, por lo menos llevémonos bien.

Hoy no tengo Internet. Es como no tener hígado. Como prender la compu y sólo usar Word. Que es exactamente lo que estoy haciendo, y es horrible. Y es en momentos como éste que nos damos cuenta la cantidad de tiempo que perdemos en Internet. Pero hey, el tiempo que disfruto perdiendo, no es tiempo perdido, no? ¿No?

Yo creo que en promedio paso como dos días por día en el Facebook. Y lo peor es que no hay nada interesante. Alguien subió 450 fotos de un viaje a un lugar horrible. Una persona que no conozco ahora es amiga de otras dos personas que no conozco. Alguien que me arrepiento de haber aceptado abre quince galletas de la fortuna al día. Y revisa su horóscopo cada cinco minutos. Y me pide que le mande zanahorias para su granja. Así que para que todos nos llevemos bien, vamos a repasar las reglas de convivencia en el Facebook. Que estoy a punto de inventarme.

1. Ponerte Like a tu propio status es como que Donald Trump gane el Miss Universo. Como que Alfred Nobel gane un Nobel. Como que Oscar gane un Oscar.

2. Parejas del mundo, no se amen por Facebook. Por último ámense por Inbox. Ok, quieren que el mundo sepa que están enamorados. Pero el mundo se está riendo de ustedes. Más que nada porque se dicen "Mi Navidad" y "Mi Mesita de Noche" y "Mi Foquito de mi Cuarto". Y lo peor de todo es que cuando terminen, lo más probable es que también se odien por Facebook. En serio, todos ya los odiamos, su odio mutuo es redundante. Ódiense por teléfono.

3. Abuelas, no tengan Facebook. A menos que quieran ver a sus nietos ebrios y a sus nietas lesbianas. Es por su bien.

Bueno eso es todo por hoy. No se pierdan la segunda parte de las reglas de convivencia. Y dejen de ver su Profile 30 veces al día. Está igual que siempre. Saludos!

viernes, 18 de marzo de 2011

One and a Half Men

Todos queremos ser Charlie Sheen. Y Charlie Sheen es un desastre.

Un día, un guionista de Hollywood lee en el periódico que Charlie Sheen se gastó 50.000 dólares en prostitutas y dice "hey, tengo una idea! Escuchen: una serie sobre Charlie Sheen gastando 50.000 dólares en prostitutas", entonces hace la serie y lo nominan a 30 Emmys.

Claro, todos queremos tener la vida de Charlie Sheen: el tipo tiene todas las enfermedades venéreas que aparecen en Wikipedia, su nivel alcohólico es patrimonio nacional y es tan rico que tiene un portero que le abre la puerta del freezer. El sueño del pibe. Y lo peor es que es buen tipo. En serio, Charlie Sheen es una víctima de la industria, nada más. Un día su publicista le dice "Charlie, hoy te vas a acostar con Michelle Obama. Y vas a destruir Nueva York. Y en una entrevista en vivo vas a decir que tu jefe es un idiota. Y te vas a inyectar vidrio en los ojos." Entonces Charlie hace todo eso. Y lo despiden. Y Charlie le dice "publicista, le dije a mi jefe que era un idiota y me despidieron. Y estoy ebrio hace seis meses. Dónde me escondo." Entonces el tipo responde "Vení, te vas a esconder en este lugar que no viene nadie. Se llama Twitter." Entonces Charlie abre una cuenta en Twitter y en menos de un día tiene un millón de seguidores. En dos semanas tiene dos millones más. Más que Michael Jackson. Más que Justin Bieber.

Y en algún lugar de Beverly Hills, el mismo guionista de antes de pronto dice "hey, tengo una idea! Escuchen: 'ONE AND A HALF MEN'", mientras el publicista de Charlie se fuma un habano con Denise Richards en una isla privada. Bueno, en resumen, el publicista de Charlie Sheen es un genio. Tiene el peor producto del mercado y al mismo tiempo, la mejor marca del mundo. Un genio. Saludos!

viernes, 11 de marzo de 2011

CCK DDC

O sea Después De Carnaval. O cinco formas de dormirse en la oficina.

Escribir después de cuatro días de carnaval es imposible. Pero les puedo dar consejos para dormirse en la oficina. O en clases.

Primero está el viejo truco de "la revista". Se apoyan para atrás, bajan la cabeza y se ponen una revista de economía sobre las rodillas. Puntos extra: ya leyeron la revista, en caso de examen sorpresa. Pros: es el truco más fácil. Contras: si la revista es de Batman o Condorito el truco no funciona. Si la revista está al revés tampoco funciona.

Después está el arriesgado "Padre Nuestro": ponen las manos en forma de oración y apoyan la cabeza en el escritorio. Si su jefe los despierta, levantan la cabeza y dicen "en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo Amén." Puntos extra: un rosario en la mano. Pros: quedan bien con el jefe. Contras: se van a ir al infierno.

El clásico "el nudo más difícil del mundo": cabeza contra el escritorio, brazos colgando. Si alguien pregunta, se están amarrando las trenzas. Pros: todos tenemos trenzas en los zapatos. Contras: si van a la oficina con Crocs. Y ese es un punto en contra de la vida en general.

El "contorsionista": se meten en el armario y se duermen una siestita. Puntos extra: matan a la secretaria de un infarto. Pros: ninguno. Contras: estás durmiendo en un armario.

El "epidemia": esto requiere coordinación, trabajo en equipo y la participación del personal completo. La idea es que... se duerman todos. La excusa: se desmayaron todos al mismo tiempo por un ataque extraterrestre o una fuga de gas o algo así. Puntos extra: alguien durmiendo en el suelo o sobre una maceta, le da más realismo. Pros: no los van a despedir a todos. Contras: los van a despedir a todos.

Ahora vamos a comprobar si mi jefe lee mis artículos. Saludos!

jueves, 3 de marzo de 2011

El género de las cosas

Hay cosas que no deberían tener género. Como el trago, por ejemplo.

Hay cosas que no deberían tener género. Como el trago, por ejemplo. Si vas a un bar y te pedís un daiquiri te miran como bicho raro. Hey, A TODOS NOS GUSTA EL DAIQUIRI. No tiene nada de malo. Por supuesto, hay límites. Un Cosmopolitan pasa. Un Cenicienta no. Una Piña Colada pasa. Una Piña Colada virgen con un paragüitas no. Por favor no.

Pero ojo, con las comidas es distinto. Nunca está bien pedirse una ensalada. Jamás. No importa que tenga seis pechugas de pollo, sigue siendo ensalada. Y hablando de pollo, el pollo siempre está con un pie afuera del closet, así que no sirve. El pollo escucha Celine Dion en la tina. La película favorita del pollo es Cómo Perder a un Hombre en 10 Días. Así que a menos que venga relleno de tornillos, absténganse de pedir pollo. Y ni hablar de la fruta, la fruta es el fruto prohibido. La fruta no es válida en ninguna de sus formas. Tal vez en forma de daiquiri. O en forma de granada. Con los postres pasa lo mismo, todos los postres son una trampa. ¡Y cuidado con el Crème brûlée! Podemos fantasear que lo preparó Terminator con un lanzallamas, pero sigue siendo un postre. Con nombre francés. Me pregunto cómo se reproducen en Francia. Mejor es pedir un café. Y un Frapuccino de vainilla no cuenta como café, no nos engañemos. Y siempre está la duda con el sushi, pero no hay nada que dudar: ES CARNE CRUDA. Toda la carne cruda pasa.

Y ahora un breve resumen. Volcán en erupción: Sylvester Stallone. Volcán de chocolate: Hannah Montana. Bife de tigre: Schwarzenegger. Pijama de tigre: Juan Gabriel. Daiquiri: está bueno. Ok ok claramente estoy tratando de justificarme por el daiquiri del sábado. Pero fue como un litro. Y tenía pólvora y vidrio picado y balas y cianuro y mercurio. Saludos!