Columna semanal

COLUMNA SEMANAL CON NOMBRE RIDÍCULO ----- Actualizamos todos los viernes después del almuerzo si estaba bueno sino no

viernes, 25 de febrero de 2011

Sé lo que hiciste el viernes pasado

Tu celular sabe lo que hiciste anoche. Tiene pruebas.

Hay tres tipos de fin de semana: el que no tomaste nada, el que tomaste mucho, y el que pensás que no tomaste mucho. Y ese es el peor. Uno se despierta muy orgulloso de sí mismo y de pronto ahí está tu celular dándote esa mirada de decepción. Tu celular sabe lo que hiciste anoche. Tiene pruebas. Primero vemos las llamadas realizadas. Nivel uno: llamaste a todas las chicas de tu lista. Nivel dos: llamaste a todas tus ex. Nivel tres: llamaste a las ex de tus amigos. Nivel cuatro: llamaste la Embajada de la República Checa. Ahí ya estamos mal. Después vemos los números de teléfono nuevos en tu libreta. Nivel uno: Daniela. Nivel dos: Candela. Nivel tres: Alfonso. Nivel cuatro: el embajador de la República Checa. Con los mensajes no es tan grave porque a partir del tercer nivel los escribiste en polaco así que no importa. Y claro también están las fotos. Que es mejor ni verlas.

Y después de sufrir la humillación del celular siempre te espera una sorpresa en el auto. Esta es una lista de las cosas que han aparecido en mi auto: una cartera, un celular, un zapato, una nariz de payaso, una nariz de verdad, un power ranger rojo, un power ranger verde, una amiga de mi hermana, un disco de Justin Bieber, un vagabundo, un hula hula, una modelo dormida, una modelo despierta, la orquesta sinfónica y una peluca.

Pero lo peor de sobrepasar el nivel cuatro es la semana siguiente. En la calle te saluda gente que nunca has visto en tu vida y te hacen una seña que probablemente significa algo muy malo. Pero no, eso no es lo peor. Lo peor son los videos. Lo peor son los videos que suben a Internet. Lo peor es ese video del tipo que baila toda la discografía de Luis Miguel en un matrimonio y que NO SOY YO. Fíjense bien. Saludos!

jueves, 10 de febrero de 2011

Me parece muy poco BlackBerry de tu parte

Creo que es hora de que lo admitamos: el BlackBerry no da para tanto.

Creo que es hora de que lo admitamos. El BlackBerry no da para tanto. Ni siquiera tiene el juego de la viborita. Además se tarda como una semana en resetear. Pero el problema más grave es que nadie te enseña cómo escribir la 'ñ' en el BlackBerry Messenger. Algunos frases que no podemos usar si no sabemos poner la 'ñ': "Cuántos años tiene tu hermana?"; "fueron los años que más disfruté en mi vida"; "fue un año sangriento para la historia"; "el primer año fue el más complicado, pero es cuestión de costumbre"; "los constantes bloqueos de este año han sido dolorosos y nos han afectado a todos"; "y mejor ni hablemos de las cosas que han pasado a lo largo de este año".

Y las diferencias con el iPhone son evidentes. Para el iPhone te podés bajar películas, juegos, videos, un perro, las tortugas ninja, un parque acuático, tres países de África, un tigre dientes de sable, Tetris y supongo que muchas otras cosas más. Para el Blackberry te podés bajar Excel. Que no lo vas a usar nunca. Claro que para usar el iPhone tenés que bajarte el iTunes que pesa como dos mil Terabytes y ocupa toda tu memoria RAM, tu cepillo de dientes, se parquea en doble fila, te cuenta las películas, sale con tu hermana y estrena tu ropa. Con el BlackBerry no nos complicamos la vida. Podemos hacer un gráfico de torta en Excel de nuestras tortas favoritas. O subirle el volumen y después bajárselo. O mandar un mail. O cambiar tu status del BB Messenger con alguna mentira como "en el gym" o "leyendo un libro" o "trabajando".

Pero la pregunta sigue en el aire: ¿por qué todos sentimos la necesidad de tenerlo en el bolsillo? Sencillo, el BlackBerry nos da la ilusión de que nunca estamos solos. Y eso es más que suficiente para que todos lo necesitemos. ¿Fascinante, no? Saludos!

viernes, 4 de febrero de 2011

Batman y Egipto

Iba a escribir sobre Egipto pero después se puso grave la cosa.

Iba a escribir sobre Egipto y que estuvo sin Internet por cinco días y que después resetearon el módem y todo bien, y que seguro las chicas estaban como que "mi amor, que tal si aprovechamos y vamos a dar una vueltita en camello o a ver las pirámides y todas esas cosas egipcias que hacíamos antes?" y el tipo endemoniado porque se estaba bajando la última temporada de Chicas Mal o alguna de esas cosas que sólo ven en el desierto. O también que no iba a faltar el "Ramsés, dejaste tu facebook abierto y te pusimos 'con diarrea' en tu status!" Entonces Ramsés iba a salir corriendo para borrarlo y llegar a su casa y prender la compu y ¡sorpresa! no hay Internet. Cinco días 'con diarrea', Ramsés. Y también algo con una momia.

Bueno, iba a escribir sobre eso pero después se puso grave la cosa y ahora voy a tener que hacer otro tema. Pero como ya no me queda tiempo para pensar en algo interesante voy a hablar sobre Batman. Buen tipo Batman. Batman era un chico normal y corriente y millonario y un día fue al teatro con sus papás. Y cuando estaban saliendo su padre le dijo "Batman, estuvo buena la obra" entonces vinieron unos ladrones y los mataron a todos menos a Batman entonces Batman juró venganza. Está bueno Batman porque no tiene superpoderes. Lo que tiene es plata para hacerse baticosas como el batimóvil y la baticueva y la batichica y la batidora y todo eso. Bueno y tiene Internet. Aunque parece que no lo usa mucho porque cada vez que hay un crimen el comisionado lanza una luz gigante con forma de Batman en lugar de mandarle un inbox. Por suerte en Ciudad Gótica todos los crímenes son de noche.

En fin, ojalá se solucionen las cosas en Ciudad Gótica y en Egipto. Mi respeto para la oposición, en serio. No se dejen. Saludos!