Columna semanal

COLUMNA SEMANAL CON NOMBRE RIDÍCULO ----- Actualizamos todos los viernes después del almuerzo si estaba bueno sino no

viernes, 17 de diciembre de 2010

El arte de mentir

A todos nos gusta que nos mientan. Lo que no nos gusta es darnos cuenta de que nos están mintiendo.

Vieron esas entrevistas que le hacen a las modelos y le preguntan ¿Qué odiás? y siempre contestan cosas como "odio el odio, la hipocresía y la mentira". Pero eso es mentira, nadie odia las mentiras. A todos nos gusta que nos mientan. Lo que no nos gusta es darnos cuenta de que nos están mintiendo. Por eso es importante saber mentir. Si no las modelos nos odian y todo es nuestra culpa. Así que vamos a tener una clase teórica para mentir bien y así seamos mejores personas.

Para empezar, un buen mentiroso no miente todo el tiempo. De vez en cuando dice la verdad, así le creen cuando miente. Si no le pasa como a Pedro y el lobo. Que se pelearon y ya no se hablan.

Las mentiras tienen patas cortas, por eso es importante darle cuerpos cortos para que puedan llegar más lejos. Mucha gente cree que mientras más elaborada sea la mentira, más se la van a creer. Mentira. La mentira tiene que ser breve y concisa. El secreto está en tener preparada una versión más larga y detallada en caso de que nuestra cara de angelito falle y así no nos toman por sorpresa.

Otro punto importante es que para mentir hay que concentrarse. Los borrachos siempre dicen la verdad porque están borrachos, no por intervención divina.

Y por último, guarden sus mentiras para ocasiones especiales y NO EXAGEREN. Nada de tigres ni explosiones ni tigres que explotan ni Megan Fox ni nada de eso. Y si sólo mienten por gusto, no sean irresponsables. Nos hace quedar mal a los que mentimos de profesión. Tampoco les digo que se la pasen mintiendo, pero mintamos con responsabilidad y por el bien de nuestro prójimo. Como dice Barney Stinson, "una mentira es una historia fantástica que sólo la puede arruinar la verdad". Saludos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario